Rosas

Esculturas



Vanessa Vallès tiene un vínculo muy estrecho con la rosaleda Princesa Grace de Mónaco desde 1984, cuando su familia hizo donación de los rosales que llevan su nombre.

Amante de las rosas, las piezas escultóricas que nos presenta son en piedra y porcelana fría, una muestra de esa fuente de inspiración que por arte de magia hace florecer todo lo que un pedazo de aparente rudeza puede llevar dentro de sí, con sus surcos y cicatrices que la hacen aún más bella y contrastan con la fineza y elegancia de una rosa perfecta. Auténtica poesía visual.

 

                               Gemma Gregori.  Crítico de Arte


Rosas de Mónaco

Mis primeras esculturas fueron inspiradas en las creaciones de la casa Meilland  Richardier.

Mi sincero agradecimiento al Sr Matthias Meilland por su apoyo a este proyecto. 

                                                                                                                             Vanessa Vallès

Rosas de El Sol de México

Artistas que inspiran

Se ha convertido ya en una tradición, al final de sus conciertos Luis Miguel regala rosas blancas a sus fans.  Es un detalle más del buen gusto y elegancia que le caracterizan.  Sus rosas son guardadas como el más preciado regalo, cada una de ellas es la historia de un concierto, de un viaje, de una ilusión.  Ese momento de agradecimiento le honra. 

Mis rosas  intentan describir su personalidad, bases de piedra marina como símbolo de su fuerza de carácter , una coraza que esconde una enorme sensibilidad.